Complicaciones

de la Apnea del Sueño

¿Quiénes corren riesgo de sufrir Apnea del Sueño?

La apnea obstructiva del sueño es una enfermedad común. Cerca de la mitad de las personas que la sufren tienen sobrepeso.

Es más probable que la apnea del sueño se presente en los hombres que en las mujeres. Aunque la enfermedad puede aparecer a cualquier edad, el riesgo aumenta a medida que la persona envejece. Tener antecedentes familiares de apnea del sueño también aumenta el riesgo de presentarla.

Las personas que tienen disminuido el tamaño de las vías respiratorias a la altura de la nariz, la garganta o la boca también tienen más probabilidades de sufrir apnea del sueño. Esto se puede deber a la forma de estas estructuras o a alergias o problemas médicos de otro tipo que causen congestión.

Hasta hace poco se sabía que si no se trata a tiempo el síndrome de apnea obstructiva del sueño (SAOS) en el niño, éste puede sufrir, entre otros, retrasos en el crecimiento, complicaciones cardiopulmonares y dificultades de aprendizaje. Un estudio, publicado el año 2013 en la revista Sleep por Perfect MM, Archbold K, Goodwin JL, Levine-Donnerstein D y Quan SF, ha relacionado la apnea del sueño, con un aumento de la tasa de trastornos por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) como son los problemas de comportamiento, de aprendizaje y de adaptación en niños. La apnea obstructiva del sueño aumenta la tasa de trastornos de déficit de atención con hiperactividad. Aproximadamente, un 2% de los niños sanos sufren de apnea del sueño. Esto generalmente se debe a que las amígdalas son de gran tamaño. En comparación con los niños que nunca han experimentado apnea del sueño, los que si tenían este trastorno respiratorio del sueño eran más propensos a tener problemas de atención, agresividad, baja competencia social y/o disminución de las habilidades adaptativas. Concretamente, en los niños con apnea del sueño persistente, los problemas de comportamiento fueron hasta seis veces mayores que los niños sin estos problemas respiratorios. Además, las calificaciones escolares de los niños con apnea del sueño son peores que las de los estudiantes que no tienen problemas respiratorios relacionados con el sueño. Los niños que tienen sobrepeso también pueden correr más riesgo de sufrir esta enfermedad.

Aproximadamente la mitad de las personas que tienen apnea del sueño también tienen la presión arterial alta. La apnea del sueño también se asocia con el hábito de fumar, el síndrome metabólico, la diabetes y los factores de riesgo del derrame cerebral y la insuficiencia cardíaca.

Productos destacados

Marcas comercializadas

Recibe ofertas por email

Ten las más recientes actualizaciones de productos y ofertas en tu email.

¿Consultas?